A dormir en clases (Versión para estudiantes)

original

Luego de la primera semana, de presentaciones, introducción a la materia y de develar la clase invertida a mis alumnos, vi menos bostezos de los que he visto en periodos anteriores. Aquí dejo unas cuantas ideas que aprendí y que leí en el Internet.

Tú que estudias: Algunas recomendaciones para que no te duermas en la clase que te interesa

  • Duerme bien, 8 horas son suficientes. Practica la contemplación y agradecimiento antes de dormir, sirve muchísimo.
  • Trata de ir a clases luego de un baño. Quizás no siempre lo puedas hacer debido a que vienes del trabajo sin embargo podrías lavarte la cara. ¡Es efectivo!
  • Come bien, evita las grasas en exceso.
  • Mastica chicles o caramelos que tengan mentol/eucalipto.
  • Lleva contigo agua, es necesario estar hidratad@.
  • Participa en clases. Has preguntas efectivas. Intenta encontrar esas preguntas que te muevan más allá de lo que estás viendo. Mira posibles escenarios en los que podrías utilizar lo que aprendes.
  • Toma apuntes.
  • Practica algo diferente, algo que te cueste hacerlo pero que sea un reto, por ejemplo: utiliza más la mano izquierda, en caso de ser diestro; trata de encontrar patrones en las cosas, etc.
  • Usa la calculadora más potente del mundo para cálculos sencillos: la mente.
  • Dibuja lo que aprendes, has mapas mentales o conceptuales.
  • Toma complejo B con vitamina C, durante el día. Ayuda a que tus procesos de estrés y cansancio sean cada vez más pequeños.
  • Conversa con tus compañeros sobre lo que aprendiste. Más que nada, sobre lo que significa para ti.

Recuerda: Puede que el profesor sea primo-hermano de Morfeo, tú tienes el control para dormirte o no.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *